Press ESC to close

¿Quieres tener un inodoro impecable con un asiento de inodoro perfectamente limpio? ¡Tenemos consejos prácticos y efectivos para ti para una fácil limpieza!

La limpieza de los baños suele ser una tarea ardua, aunque mantenerlos limpios y desinfectados sigue siendo una tarea esencial. Si estás acostumbrada a utilizar lejía para este fin, debes saber que puedes prescindir de ella ya que las soluciones naturales pueden ser una alternativa perfecta a este producto potencialmente tóxico.

¿Quieres tener un inodoro impecable con un asiento de inodoro perfectamente limpio? Tenemos para ti consejos prácticos y efectivos para una fácil limpieza. El asiento del inodoro, que  es especialmente propenso a la suciedad y las bacterias, debe limpiarse y desinfectarse a diario. Devolverle su antiguo color blanco es totalmente posible gracias a estos remedios caseros de limpieza.

asiento de inodoro limpio

pinterest-logo

Limpiar el asiento del inodoro – Fuente: spm

¿Cómo limpiar y blanquear el asiento del inodoro?

Con el tiempo, el asiento del inodoro puede adquirir un color amarillo o mostrar manchas grisáceas. Para devolver la blancura a este objeto cotidiano, se deben adoptar varios consejos naturales. Agua jabonosa, toallitas desinfectantes, vinagre blanco, bicarbonato de sodio… Hay muchas formas. Aquí están los más efectivos para restaurar los vasos del inodoro a su blancura anterior.

– Jabón de Marsella para limpiar el asiento del inodoro

Es  un producto de limpieza ecológico y eficaz  . El jabón de Marsella blanquea y limpia el asiento del inodoro de forma rápida y eficaz. Para usarlo, mezcle agua y jabón líquido de Marsella en un recipiente. Remoje una esponja en esta solución y frote el asiento del inodoro, sin olvidar las otras partes del inodoro.

limón para blanquear

pinterest-logo

Limón para blanquear – Fuente: spm

– Limón para blanquear el asiento del inodoro

Si quieres blanquear al instante el asiento del inodoro,  el limón es tu mejor aliado  por su contenido en ácido cítrico. Para ello puedes utilizar un limón ya exprimido, el resto del jugo presente en las fibras de la fruta servirá. Dejar actuar unos minutos antes de aclarar y secar con un paño de microfibra.

– Bicarbonato de sodio y aceite esencial de árbol de té para desinfectar el asiento del inodoro

Este dúo hace maravillas para restaurar el brillo del asiento del inodoro. Las propiedades blanqueadoras y desodorantes del bicarbonato de sodio combinadas con las propiedades desinfectantes del aceite esencial de árbol de té limpian esta superficie para eliminar las manchas y las bacterias. No dudes en mezclar en un recipiente dos cucharadas de bicarbonato de sodio, 3 cucharadas de agua caliente y ocho gotas de aceite esencial de árbol de té. Remoje un paño de microfibra en esta solución para limpiar el asiento del inodoro.

– Cristales de soda y jabón negro para limpiar el asiento del inodoro

Al igual que el bicarbonato de sodio, los cristales de soda son más limpios pero más poderosos. En cuanto al jabón negro, es un excelente ingrediente natural para pulir cualquier objeto. Todo lo que necesitas hacer es mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con una cucharadita de jabón negro líquido y mezclar bien. Remoje una esponja en esta preparación y limpie con el asiento y el asiento del inodoro.

– Agua oxigenada y cristales de soda para blanquear el asiento del inodoro

El peróxido de hidrógeno es conocido por sus propiedades blanqueadoras. Combinado con el poder de los cristales de soda, este producto pule el asiento del inodoro y lo deja blanco como nuevo.

– Piedra de arcilla y alcohol isopropílico para desinfectar y pulir el asiento del inodoro

Si tienes piedra arcillosa, que sepas que es EL limpiador doméstico para tener siempre a mano. Combinada con alcohol de uso doméstico a 70°, la piedra arcillosa es aún más eficaz y elimina manchas y bacterias dando a los inodoros una blancura imparable. Para usarlo, empapa una esponja humedecida con un poco de piedra de arcilla y agrega unas gotas de alcohol (una o dos gotas son suficientes) y luego limpia tu superficie. Enjuague y seque el bisel. ¡Inmediatamente notarás la diferencia!

Si a pesar de estos consejos, el asiento del inodoro aún conserva manchas difíciles, lo mejor es reemplazarlo. ¡Tal vez podrías aprovechar para cambiarlo por un asiento de inodoro más moderno y con estilo!