Press ESC to close

¿Cómo limpiar puertas correderas o rieles de ventanas fácilmente y sin esfuerzo?

El polvo y la suciedad se incrustan en todos los rincones de la casa. A menudo, durante la limpieza del hogar, solemos olvidarnos de las barandillas de las ventanas y puertas correderas que acumulan una cantidad importante de polvo. Descubre cómo limpiar estas partes de la casa para destaparlas y eliminar el polvo.

Los rieles de puertas y ventanas a menudo se  pasan por alto al limpiar la casa.  Sin embargo, el polvo y la suciedad que allí se acumulan se convierten en gruesas capas que requieren una limpieza profunda para destaparlas.

¿Cómo se limpian los rieles de puertas y ventanas corredizas?

  • rieles de ventana

– Bicarbonato de sodio y vinagre blanco

Este dúo te permitirá desengrasar, desinfectar y destapar los rieles de tus ventanas. Para ello, primero empieza por espolvorear un poco de bicarbonato de sodio en los raíles, sin olvidar las esquinas. Luego frote con un cepillo de dientes viejo para recoger la suciedad en el centro del riel . Retire esta suciedad con una toalla de papel. Luego, vierte un poco de vinagre blanco sobre los rieles y frota con una esponja de microfibra. Deje reposar durante unos minutos, enjuague y limpie sus rieles con un paño limpio.

– Líquido lavavajillas

El líquido lavavajillas es efectivo para limpiar los rieles. Para ello, diluya una pequeña cantidad en agua, empape una esponja en esta solución y frote para soltar la suciedad. Frote en el lado abrasivo de la esponja. De hecho,  cuando la suciedad se acumula, forma una capa que se endurece con el tiempo  y se vuelve difícil de quitar.

Consejo:  Después de limpiar los rieles, puedes optar por una limpieza completa de tus ventanas,  limpiando también los cristales . Para ello, nada más sencillo que utilizar vinagre blanco. En un spray, mezcle partes iguales de vinagre blanco con agua destilada. Elegir agua destilada le permitirá evitar las marcas de escamas blancas causadas por el agua dura, que es agua dura.

Luego rocíe la solución en las ventanas y limpie con papel periódico, una escobilla de goma o un paño de microfibra  para evitar que se formen pelusas en las ventanas.

ventanas limpias

pinterest-logo

Limpiar ventanas – Fuente: spm

  • pistas de puertas correderas

– Líquido lavavajillas

Aspire los rieles primero para eliminar los residuos grandes y facilitar la limpieza. Luego, frote los rieles con agua caliente y jabón negro, usando una esponja para destapar mejor los rieles. Enjuague y seque con un paño de microfibra.

aspirar pistas de tierra

pinterest-logo

Aspirar la suciedad de los rieles de las puertas – Fuente: spm

– Bicarbonato de sodio y vinagre blanco

Al igual que con los rieles de las ventanas, rocíe bicarbonato de sodio en los rieles que tengan manchas persistentes. Luego, mezcle una taza de vinagre blanco con una taza de agua en una botella con atomizador y rocíe la solución en los rieles donde roció el bicarbonato de sodio. Deje reposar durante 10 minutos para aflojar mejor la suciedad. Luego frote los rieles con un cepillo de dientes para eliminar la suciedad incrustada y límpielos con una toalla de papel para eliminar la suciedad suelta. Si notas que aún quedan manchas rebeldes, rocía nuevamente la solución de vinagre blanco y frota.

– Peróxido de hidrógeno

Espolvorea bicarbonato de sodio a lo largo de los rieles y vierte peróxido de hidrógeno. Dejar actuar unos minutos y luego, con un cepillo de dientes o un bastoncillo de algodón, desalojar la suciedad de las esquinas de los rieles y limpiar todo  con un paño de microfibra.

frotar los rieles del cepillo de dientes

pinterest-logo

Friegue los rieles con cepillo de dientes – Fuente: spm

¿Cómo mantener los rieles?

Para evitar la acumulación de impurezas en las barandillas de las ventanas y puertas correderas, lo mejor es realizar una limpieza periódica. Esto te permitirá  evitar la formación de gruesas capas de suciedad que bloqueen la apertura corredera de la puerta o ventana.  Para ello, basta con pasar la aspiradora de vez en cuando para desempolvar los raíles. Esta operación no requiere mucho tiempo y le ahorrará largos minutos tratando de quitar los grumos de suciedad que se han acumulado en sus rieles. Además de usar la aspiradora, también considera  engrasar los rieles con un producto a base de silicona para mantenerlos y evitar bloqueos al abrir puertas o ventanas.

Con estos consejos le dirás adiós al polvo y la suciedad que se acumula en los rieles de las ventanas y puertas corredizas. Abrirlos será más fácil y rápido.