Con el tiempo, nuestras almohadas pueden amarillear y mostrar manchas difíciles. Aunque estén protegidas por las fundas de las almohadas, todas las noches se someten a nuestros fluidos corporales (sudor) que atraviesan este tejido y pueden acumular polvo, grasa, piel muerta o ácaros. Para las personas alérgicas, tener una almohada limpia es particularmente necesario para una comodidad óptima durante la noche. En este artículo, aprenda cómo limpiar las almohadas sucias de la cama para dormir en un clima saludable y disfrutar de un sueño reparador.

Almohadas blandas o firmes, almohadas de plumas, fibra de poliéster o látex… Como edredones, sábanas, colchones o fundas nórdicas, elegir tu almohada te permite disfrutar de un confort óptimo durante el sueño. Pero además de la calidad de la almohada, su limpieza es fundamental. Efectivamente, la funda de la almohada no es suficiente para protegerla de la suciedad y las manchas amarillentas relacionadas con la transpiración que sufrimos cada noche. Aquí hay algunos consejos para limpiar almohadas y restaurar su blancura natural.

¿Con qué frecuencia se deben lavar las almohadas?

Para evitar que las almohadas se amarilleen, se deben limpiar periódicamente con lejía. De hecho, el color amarillento de las almohadas se debe principalmente a la secreción de sudor o transpiración durante el sueño. Estos fluidos crean un clima propicio para el desarrollo de bacterias y ácaros. Y por una buena razón, a estos patógenos les gustan los ambientes húmedos y pueden proliferar en la ropa de cama. Pero mientras algunas personas se deshacen de sus almohadas tan pronto como ven aparecer manchas amarillas, otras creen que las fundas de las almohadas son suficientes para proteger su salud y prolongar la vida útil de sus almohadas. Pero en realidad, deben lavarse cada 6 meses como mínimo. El edredón se puede lavar una vez al año.. Si sus almohadas se pueden lavar a máquina, puede colocar dos pelotas de tenis en el tambor para conservar su forma.

¿Qué truco para limpiar y blanquear las almohadas?

almohadas limpias

pinterest-logo

Limpiar almohadas – Fuente: spm

Para desinfectar tus almohadas y limitar los gérmenes, hay un consejo de abuela muy eficaz.

Necesitará:

  • Bicarbonato de sodio
  • Lavadero
  • aceite esencial de lavanda

Para lavar tus almohadas y dejarlas blancas como nuevas con este método, primero asegúrate de poder lavarlas en la lavadora consultando la etiqueta del producto. Luego, simplemente vierta detergente en el cajón de detergente y luego  agregue ½ taza de bicarbonato de sodio  y unas gotas de aceite esencial de lavanda directamente en el tambor. Coloque dos almohadas en la lavadora y ejecute un ciclo de lavado.

¿Cómo mantener las almohadas?

ventanas abiertas

pinterest-logo

Ventanas abiertas para evitar la humedad – Fuente: spm

Para prolongar la vida de sus almohadas y evitar que se amarilleen, aún debe tomar las medidas adecuadas para mantenerlas. Para ello, es recomendable quitar las fundas de las almohadas todas las mañanas y abrir las ventanas del dormitorio, asegurándose de exponer las almohadas al sol. Este sencillo gesto ventila el dormitorio y evita  el exceso de humedad y el riesgo de moho  en la ropa de cama. Además, si sus almohadas están opacas, puede usar un limpiador a vapor para revivir su brillo. Finalmente, antes de ponerlas en la lavadora, puedes remojar tus almohadas en un recipiente lleno de jugo de limón, vinagre blanco o agua oxigenada para que recuperen su blancura anterior.